martes, octubre 17, 2006

Inédito


Al final del día es una chaqueta con ripio,
una sola palabra a quemarropa,
poniendo tu cordura en estado de sitio...
Ruy Feben.
Que corra la pluma hasta que se me revienten las muñecas. Vamos a mandar al carajo a la poesía. Me quito la máscara para que me mires sin los antejos. Estoy de vuelta, un poco ciego a fuerza de comer tanta luna.

No encontré nada; vuelvo con las manos vacías, al peor cazador también se le escapa la liebre… pero traigo conmigo unos ojos nuevos y te miro distinta, libre, impenetrable.
Apenas ayer me enteré que “Dios ha muerto”; que hay que darse de alta en Hacienda; que cuesta más un sólo jugador del “Real Madrid” que diez “Boteros”; que Chernobil sí existe; que “Slash” tocó con Marta Sánchez; que Paz es plagiario de su “Laberinto”; que el Euro cotiza más que el Dólar; que “no pasarán” amenaza Fidel desde La Habana; que fue atentado terrorista el hundimiento del Titanic; que Gael la hace del “Che Guevara” y que Salma y Frida, y que qué diablos está pasando…

Mareado de motivos estoy de vuelta ahora, ahora que tú tienes un pie en la terminal de “me largo”.

Me entero también que ya eres “gente grande”, que compras “petro-bonos”, que tienes un título con todo y su marco, que hasta vas a casarte.
-No está mal, es abogado… Hace mucho tiempo que dejé de extrañarte- Dices, sin que se te mueva ni un dedo de la mano.
-Yo me llevé tu recuerdo y le prendí fuego, pero ni siquiera así te hiciste lumbre- Digo para que no me escuches…

Es que va uno cayendo poco a poco, te aprisiona la libertad, la sintaxis, la adictiva soledad de las tardes… poco a poco te gana la batalla la “anti-pose”, la magia del estruendo.
(No, no te estoy hablando a ti)

Vuelvo con las manos vacías y sudor de tu sudor en el costado. Fui a cazar con arpones las ballenas y tropecé con todos los faroles, con todas las bolsas de basura, con todos los maniquíes de traje “Armani”, con todas tus metamorfosis todas las madrugadas.

Gracias pero no vengo a que me hagas el favor, no pienso echarme a la espalda tu falta de inventiva. A ti te molesta el humo y yo me estoy volviendo loco. Perdón por lo de tus manos pero decidí que son más mías que tuyas y pienso quedármelas…

Ok, ok, “la píldora” para hombres está bien pero Gonzalo Vega haciendo La Tregua, ya es demasiado ¿no?
(Sí, ahora sí te estoy hablando a ti).

5 comentarios:

Ruy Feben dijo...

Maestro, veo con gusto que va usted alimentando esa voz que tan bien desplegó en las "Cartas de Mar". Es un gusto verlo escribiendo cosas ex profeso para el blog, al cual le seguimos haciendo promoción a base de enviarle un meme como el que acabo de dejarle en el claxon. Un abrazo.

Anónimo dijo...

¿cuándo sale el próximo libro? ¿Cómo consigo el primero?

linda dijo...

Estoy de acuerdo con Ruy, me emocioné mucho leyendo tu voz otra vez! bien! y también quiero saber cuándo sale el próximo libro! para el usuario anónimo: lo venden en el sótano. no te lo pierdas.

Anónimo dijo...

pues a mi me parece que estabas hablando de mi... y si no, que me demuestren lo contrario!... después de todo eso es la poesía... cuando terminas de escribirla, deja de ser tuya, y en éste caso, se vuelve mia...

Anónimo dijo...

entenderás que resulta difícil pasar por aqui sin hacer un comentario y entenderás también que no puedo decirte nada...